ACUICULTURA - ESPAÑA: El Gobierno apoya el desarrollo sostenible de la acuicultura

Martes, 22 Septiembre, 2009
El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) ha dejado claro su respaldo a la competitividad, la mejora de la imagen y la inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) para el desarrollo sostenible de la acuicultura marina. Así lo hizo patente el secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro, en la VI conferencia sectorial organizada por la Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos (Apromar). Martín Fragueiro presentó un amplio abanico de herramientas administrativas y financieras puestas en marcha por el MARM que están destinadas a apoyar al sector acuícola español en su avance hacia su consolidación en el panorama europeo y mundial, bajo la perspectiva del mantenimiento de un desarrollo sostenible, basado en el incremento de la competitividad, de la promoción y mejora de la imagen.

El ministerio reiteró su apuesta en firme por una inversión en investigación, desarrollo e innovación que se oriente a las actuales necesidades del sector. Fragueiro destacó que la producción nacional acuícola en 2008 alcanzó un volumen superior a las 281.266 toneladas, con especial mención al incremento de la piscicultura marina, con especies como la dorada, la lubina y el rodaballo, así como al cultivo del mejillón.

El sector acuícola español facturó el pasado ejercicio un total de 307 millones de euros, lo que lo coloca en el puesto número 28 en el mundo, si bien sube al 18 en producción, con las mencionadas 281.266 toneladas. En ambos apartados, China es el líder absoluto, pues de los 65 millones de toneladas que se producen en todo el planeta, el gigante asiático aglutina 41 millones, es decir, el 80%, mientras que su cifra de negocio ronda los 36.000 millones de euros, de los 75.000 millones del sector.

Datos parejos

Los responsables de Apromar ofrecieron datos comparativos entre la producción de la acuicultura y la pesca tradicional. En ambos casos, las cifras son muy parejas, pues en 2007 la primera llegó a los 65,2 millones de toneladas frente a los 67,2 de la segunda. En realidad, las capturas pesqueras totales superaron los 91 millones de toneladas, pero hay que tener en cuenta que 24 millones de toneladas no fueron destinadas al consumo humano, sino a otros usos.

Ocurre que el sector acuícola español está descontento con la actual situación y exige un plan definitivo que permita el desarrollo de nuevas piscifactorías. En España, se vive una indefinición jurídica al respecto, mientras que los países competidores están acometiendo importantes inversiones para tomar posición en los mercados internacionales.