ACUICULTURA - ESPAÑA: 'Hemos heredado leyes pensadas para otras actividades', segun el gerente de Apromar

Viernes, 28 Marzo, 2008
La Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos integra al 95% de la producción española de piscicultura de mar. Su gerente, Javier Ojeda, defendió ayer en Bruselas la necesidad de un trato individualizado para el sector.
 

-¿Se sienten incómodos con el trato legal de la UE?

-Nuestro producto no es el mismo que el de la pesca, solo se parecen en que ambos tienen escamas y viven en el mar. Hemos heredado leyes que estaban pensadas para otras actividades, así que este traje no es el nuestro, y es normal que no estemos cómodos con él.

-¿Piensan en una Política Acuícola Común como la Política Agraria Común?

-No parece fácil separar la acuicultura de la pesca, pero sí lo es que el marco normativo responda a sus necesidades. La organización común de mercados de la pesca y la acuicultura ha sido un auténtico fracaso. No pedimos subvenciones al estilo de las ayudas agrarias, pero sí establecer mecanismos reguladores que nos permitan fortalecer el mercado.

-¿Con qué argumentos defienden los productores esa demanda?

-La acuicultura requiere un uso de agua potable y una ocupación del espacio terrestre mucho menor que la agricultura, es una fuente de empleo capaz de absorber el que destruye la pesca, está apostando por la I+D+i, y puede ayudar mucho a la Unión Europea a alcanzar los objetivos de la Agenda de Lisboa.

-¿Cuáles son los mayores problemas para la acuicultura en Galicia?

-Es la comunidad pionera, y por tanto se encuentra con los problemas antes que el resto. Creo que la decisión de la Xunta de excluir la acuicultura de las zonas de la Red Natura 2000 es un error que perjudicará mucho al sector.

-¿Defienden bien los acuicultores gallegos sus intereses en Bruselas?

-Los mejilloneros deberían participar y presionar más, hacerse oír ante todas las instituciones comunitarias. Esta actuación no servirá como una varita mágica para solucionar sus problemas, pero les ayudaría.