ACUICULTURA - ESPAÑA: La batea del futuro

Miércoles, 26 Agosto, 2009
La revolución en la industria bateeira ha empezado y el moañés José Antepazo, de 69 años, será su pionero. Ayer, en la rampa de varada de Domaio la empresa constructora de la nueva batea daba los últimos retoques en medio de la expectación de vecinos que se acercaron a ver la monumental construcción. La tradicional batea de madera, cuadrada o rectangular, será ahora circular con un diámetro de 34 metros. Esta primera se instalará en Liméns.
 
"Llevaba cinco años detrás de ella", asegura el bateeiro José Antepazo que desde que la vio en maqueta en una feria en Vilagarcía no paró hasta conseguirla. Ayer, la batea de producción de mejillón que marcará la revolución del sector en el mar ya era visible en la rampa de varada del puerto de Domaio. De estructura circular, la batea es sometida a los últimos trabajos por parte de la empresa constructora, Aislamientos Térmicos "Aister", antes de su instalación en el polígono mejillonero de Liméns, en Cangas. Antepazo confía en que la instalación se pueda realizar en un plazo aproximado de dos semanas y que la nueva batea sustituya a otra de madera que un temporal dañó.
 
Este bateeiro de Moaña se enorgullece de poder llegar a convertirse en el pionero de esta revolución. "Siempre nos gustó ir a más", dice mientras recuerda que comenzó con 16 años con un casco de batea y que ahora tiene 7 en la ría. Del sector también viven sus dos hijas y tres hijos, de ahí que se hubiera decidido a esta gran inversión, que supera los 120.000 euros, para dar continuidad al negocio. Eso sí, entiende que el esfuerzo de empresarios como él debe de tener su recompensa y que los gobiernos controlen más la entrada de mejillón foráneo que se mezcla con el oriundo de las rías.

La novedad de esta batea, además de su forma circular, es que el espacio interior queda vacío lo que permite que el alimento al mejillón que crece en las cuerdas llegue desde fuera y también desde el interior. "Las actuales bateas están ocupadas todas con cuerdas -hasta un máximo de 500- y el alimento sólo llega desde fuera. Con esta nueva batea se va a conseguir un mejillón de mejor calidad porque se alimenta mejor", asegura el empresario. En cuanto a su tamaño, es mayor que la batea tradicional, de unos 20 por 27 metros. El diseño de Aister tiene un diámetro de unos 34 metros, asegura Antepazo. Todo ello también repercute en el precio de la construcción, que duplica al de la batea tradicional.

El astillero Aister, con instalaciones en Meira (Moaña), Porriño, Ponteareas y Puxeiros, está especializado en la construcción en aluminio de puertos deportivos y embarcaciones. Sus líneas de negocio también son el aislamiento térmico y la fabricación de bateas para la acuicultura.