ACUICULTURA - ESPAÑA: Opositores al plan acuícola cercan a la conselleira durante cinco horas

Martes, 29 Enero, 2008

Cuando poco después de las doce del mediodía Carmen Gallego llegó a las instalaciones, miembros de las plataformas que se oponen al plan ya la estaban esperando en una esquina del camino. El grupo, formado por unas 40 personas, no dejó el lugar hasta las 16.45 horas, cuando, tras una maniobra de despiste, la conselleira pudo salir a toda prisa en el vehículo de uno de los directivos de la empresa. ? Durante el tiempo que los manifestantes montaron guardia frente al criadero desfilaron por la pista de acceso a las piscifactoría Policía Autonómica, Guardia Civil (de paisano y de uniforme), Policía Local e incluso miembros de la seguridad del presidente de la Xunta. Al parecer, algunos fueron llamados por la propia conselleira, pero esta finalmente no quiso que actuasen y la sacasen de allí.

Los manifestantes aseguraron que no tenían intención de impedir la salida de la responsable de Pesca, sino que lo que querían eran «insultala un pouco», cosa que realizaron a voz en grito y con megáfonos durante buena parte de la tarde. Además, recordaron a Gallego su oposición a que se expropien sus terrenos y a que se instalen piscifactorías cerca de sus casas, al considerar que estropean el medio ambiente y provocan más daño que riqueza.

Fuentes de su departamento señalaron que la conselleira ya tenía previsto comer en las instalaciones de Carballo, pero eso se contradice con sus planes cuando llegó a Artes y con el hecho de que los primeros agentes de policía que llegaron para facilitar su salida lo hicieran poco después de la una de la tarde. Sobre las dos se acercaron dos agentes de la Guardia Civil que intentaron mediar, pero no pudieron siquiera hacer la propuesta.? Pasadas las tres de la tarde salió el coche oficial de Gallego, pero sin ella dentro, y alguien le arrojó un huevo. El vehículo fue bloqueado por los manifestantes mientras el conductor, que no dio muestras de intentar avanzar, hablaba por varios teléfonos móviles. Una patrulla de la Guardia Civil y otra de la Policía Local de Carballo convencieron a los manifestantes de que dejaran marchar el coche, media hora después de que saliera por la puerta de la instalación y no sin antes demostrar que la conselleira no iba en el maletero.? Poco después regresó la Guardia Civil. Uno de los agentes concentró la atención de los vecinos en una de las puertas y Gallego salió por la otra sin cruzarse con los opositores a su proyecto.

Poco después del mediodía, Carmen Gallego mostraba a los medios su voluntad de sacar adelante el plan acuícola, aunque no quiso dar plazos para su puesta en marcha. Dijo, eso sí, que «está moi cerca o momento no que se aprobe». Negó que se vaya a producir alguna modificación de las localizaciones y explicó que las zonas se escogieron teniendo en cuenta cuestiones medioambientales, urbanísticas y de patrimonio.

La conselleira atribuyó la contestación a la difusión que se ha hecho del mismo y a la campaña que, según ella, ha orquestado el PP. Gallego recordó que las instalaciones tendrán condicionantes que permitirán decir que «é o mellor plan de acuicultura que se podía facer».