ACUICULTURA - ESPAÑA: Pescanova considera que Touriñán no sería ahora una operación rentable

Sábado, 27 Febrero, 2010

La consolidación del negocio de la pesca y el buen comportamiento de las inversiones realizadas por Pescanova en los últimos años en acuicultura, reforzando y diversificando la integración vertical del grupo con actividades de cultivo de langostino, rodaballo, tilapia y salmón, han sido decisivas en los resultados obtenidos por la empresa alimentaria el pasado ejercicio de 2009. Con un beneficio neto de 32,1 millones de euros, lo que representa un incremento del 24,9% respecto a las ganancias del año anterior, suponen el mejor cuadro contable de sus 50 años de vida. Así, las ventas del grupo ascienden a los 1.473 millones de euros, frente a los 1.342 de 2008, un 9,7 por ciento de incremento en tanto que el resultado bruto de explotación creció un 8,2%, hasta 149,7 millones.

También refuerza con éxito su estructura patrimonial. La ampliación de capital por importe de 100 millones de euros, totalmente suscrita, donde la oferta superó a la demanda en tiempo récord; unido a la emisión de bonos convertibles, por valor de otros 110 millones, ratifican, al tiempo que fortalecen, los recursos financieros y diversifica sus fuentes de financiación, un crecimiento significativo de la firma, pasando 440 millones de euros a 570.

La tendencia de crecimiento sostenido queda reflejada en todos sus márgenes. Así, desde 2004 a 2009 la tasa compuesta de crecimiento anual de Pescanova fue del 9,6 por ciento en ventas, del 18 por ciento en Ebitda -beneficio antes de impuestos, amortizaciones, intereses y depreciaciones- y del 20,6 en el Ebit - ventas netas menos gastos de producción-.

En el área comercial, la compañía vuelve a demostrar que su liderazgo es ajeno a la crisis. Ha consolidado su presencia en las principales redes de Europa, Estados Unidos y Japón, representado un total del 47% de las ventas en los mercados internacionales, el mayor porcentaje en la trayectoria de la empresa. El 53 por ciento lo sigue acaparando el mercado nacional, si bien se van acortando las distancias, uno de los objetivos prioritarios de Pescanova como marca de referencia mundial.

De este modo, especializada en la captura, cultivo, producción y comercialización de productos del mar -tanto frescos como congelados-, se posiciona como uno de los diez primeros grupos de la industria pesquera en el mundo. Cuenta con 85 buques factoría y con 25 plantas de procesado de pescado ubicadas muy cerca de donde desarrolla sus actividades de pesca y acuicultura.

En cuanto a nuevos proyectos e inversiones, el presidente del Grupo, Manuel Fernández de Sousa, condicionó a un cambio de la situación actual -en la que no se permite el acceso a fondos europeos a las grandes empresas acuícolas- su futura inversión en Touriñán, tal y como estaba previsto antes de que llegara el bipartito a la Xunta. Según dijo: «Las expectativas de negocio de cría de rodaballo apuntan a que la operación no sería, por ahora, rentable en la zona».