Australia. Un gran paso en el control de las enfermedades de crustáceos

Miércoles, 25 Abril, 2007

Actualmente no hay tratamientos disponibles para los virus en crustáceos, así cuando un animal se infecta rápidamente, el virus puede expandirse rápidamente, causando una devastación en la industria.

El desarrollo de una línea celular ayudara a los científicos a mejorar su conocimiento de cómo el virus afecta a los crustáceos y el de proveer una herramienta de diagnostico más sensible y fiable, el cual no sólo estandarizará el sistema de análisis de las enfermedades, si no que también minimizará la experimentación animal.

La primera línea celular humana fue producida en 1952. La primera línea celular de un invertebrado acuático (crustáceo) fue ensayado en 1986; sin embargo, todos los esfuerzos hasta la fecha, no han tenido éxito.

Claydon dividió su proyecto en tres partes. En las dos primeras partes ella investigó si la dificultad con el desarrollo de una línea celular de crustáceos se debió al ambiente externo en el cual ellos fueron cultivados. Durante este tiempo, ella desarrollo un medio de cultivo más especializado, que incrementa la longevidad de las células en cultivo. El gran paso del proyecto se dio en la tercera etapa, cuando Claydon exitosamente ?transfirió? (introdujo AND externo) células tomadas del cangrejo de río de pinza roja australiano (Cherax quadricarinatus) con genes del cáncer humano.