Culpan a piscigranjas por malformaciones de Clavellinas ?lapas?

Domingo, 9 Diciembre, 2007

El pescador comentó este hallazgo en el Instituto Canario de Ciencias del Mar, situado en Taliarte.

Días más tarde, su hijo Juan Francisco Franco Alemán, quien practica el buceo en la zona de Arguinegüin con otros amigos, pudo observar también la existencia de esta peculiar variedad de moluscos.

Juan Francisco Franco Betancor ha realizado varias inmersiones en compañía de su nieto Juan Francisco Betancor Morales y tras observar curiosamente el entorno y la dirección de las corrientes marinas, pudo cotejar con su hijo Juan Francisco Franco Alemán, que hasta la zona donde se encontraban los moluscos llegaban los residuos procedentes de las nasas o jaulas marinas de las piscifactorías existentes en la costa de Clavellinas y las de la costa de Arguinegüin, como si de un vertido incontrolado de nutrientes se tratara que posiblemente haya colaborado en la evolución anómala de alguna de las especies de estos gasterópodos primitivos y la desaparición de las algas en su entorno sean posiblemente los efectos secundarios, que si bien ahora no se hacen notar, pasado un tiempo pueden tener consecuencias irreversibles en el ecosistema de nuestras costas.

El vertido excesivo de nutrientes en determinadas zonas favorece enormemente la evolución de las colonias de algas y proliferación del plancton, quienes absorben incontroladamente el oxigeno existente en el agua, circunstancias estas que producen efectos secundarios o colaterales de acción negativa sobre las especies de la fauna en el entorno. De ahí, que las especies o mueren o se ven obligadas a emigrar a otras zonas más favorables para el desarrollo de su habita.