El Ifapa Agua del Pino investiga nuevas fórmulas de cría del pulpo

Lunes, 12 Abril, 2010

Lejos de celebrar este año con fastos el 25 aniversario de la apertura en Cartaya por parte de la Junta de Andalucía del centro 'Ifapa Agua del Pino', los 60 profesionales que ahora trabajan, entre científicos, personal de apoyo y administración, mantienen en la actualidad una intensa labor investigadora encaminada a poner a punto técnicas y metodologías eficientes en el cultivo de especies marinas para su posterior transferencia a la sociedad dentro del ámbito de la acuicultura y los recursos pesqueros.

Técnicas y metodologías que, según explica su directora María Luisa Cordero, que ejerce como tal en Agua del Pino de Cartaya desde 2001, "se centran en distintas materias específicas como la nutrición o las patologías de las distintas especies investigadas". El centro "cuenta con un excelente laboratorio que ha hecho posible realizar en los últimos años importantes estudios que han tenido por objeto distintas especies de moluscos bivalvos y peces planos".

El proyecto estrella en el que está inmerso el centro gira en torno al pulpo. Un cefalópodo muy atractivo desde el punto de vista comercial cuya reproducción a gran escala está suscitando en los últimos años un enorme interés, motivado, entre otras cuestiones, por las facilidades que vislumbran los expertos respecto a su futuro cultivo en cautividad. Según Cordero, se trata de una especie de enorme fecundidad, rápido crecimiento, alto valor proteico y autóctona del litoral suratlántico, "por lo que si conseguimos las tecnologías de cultivo más adecuadas, puede ser muy positiva desde el punto de vista de la acuicultura de la zona de cara al futuro".

Es por ello que además de Andalucía, otras comunidades autónomas españolas como Murcia, Canarias, Galicia, Valencia, Asturias y Cataluña, están actualmente muy interesadas en su engorde, por lo que la Junta Asesora Nacional de Cultivos Marinos (Jacumar) dependiente del Ministerio de Medioambiente y Medio Rural y Marino, decidió apoyar un proyecto de investigación encaminado a posibilitar el engorde del pulpo en cautividad. Según especifica su directora, Agua del Pino de Cartaya se ha hecho cargo "de trabajar en el desarrollo de piensos idóneos para el pulpo en su fase de engorde". Se trata de un proyecto que iba a terminar en 2010 pero que ha sido prorrogado hasta 2012 debido al gran interés de la especie y porque, según Cordero, "existe un problema para su cultivo integral en cautividad como es la imposibilidad de traspasar la fase prelarvaria o temprana de su desarrollo para conseguir subadultos o juveniles".

Un factor limitante que, según los datos que manejan los científicos del centro, podría estar causado por la ausencia de piensos con la adecuada composición nutritiva. El principal objetivo, a partir de ahora, será "estudiar los requerimientos nutricionales de las prelarvas y los subadultos del pulpo para poder diseñar y crear los piensos más adecuados, que deberán tener una textura apropiada para que al animal le resulte atractivo de comer, y una composición nutritiva óptima que fomente su crecimiento".

Aunque los primeros resultados del proyecto aún no están disponibles, Cordero sí ha podido adelantar que "se están ajustando a lo previsto inicialmente", lo cual hace pensar a los investigadores que en Huelva se dan los condicionantes más adecuadas para que esta especie se pueda cultivar en estero de forma industrial, lo cual también se apoya en las distintas experiencias preliminares efectuadas ya en este sentido.