Elena Espinosa pide un régimen comunitario de control y una base jurídica común para actuar eficazmente contra la pesca ilegal

Miércoles, 18 Abril, 2007

La Ministra, que ha recordado el importante papel desempeñado por España en la lucha contra la pesca ilegal con su decidido apoyo al Seminario comunitario que sobre este tema se celebró en Santiago de Compostela en 2006, ha destacado la importancia de atajar este problema, de dimensión global.

Según Elena Espinosa, se trata de consolidar en primer lugar, un régimen comunitario de control de todas las importaciones de terceros países así como, en su caso, la retención de buques involucrados o que colaboren en actividades de pesca ilegal (mercantes y/o pesqueros), decomiso de capturas e imposición de sanciones disuasorias. También ha señalado que deberían imponerse actuaciones de mercado de ámbito comunitario para establecer una lista comunitaria de países con bandera de conveniencia que quedaría sometida a embargos.

Con respecto a los buques nacionales, la Ministra ha manifestado que debe establecerse una base jurídica de ámbito comunitario que permita a los Estados Miembros tener jurisdicción para actuar contra los que están implicados en las actividades de pesca ilegal al tiempo que ha insistido en la necesidad de una acción coordinada de todos los países integrantes de la UE.

En relación con las prácticas de pesca destructivas que impactan negativamente en los ecosistemas marinos vulnerables, Elena Espinosa ha subrayado el esfuerzo político asumido por España que, desde 2005, ha movilizado importantes recursos en la realización de una campaña de investigación, abierta a la participación de otros países, para ubicar, sobre una base científica, los fondos vulnerables en el Atlántico Noreste (Hatton Bank). Los resultados han sido aportados a la Comisión Europea y presentados en el Grupo de Ecología de Aguas Profundas del ICES.

Por otra parte, la Ministra ha anunciado que una de las prioridades de su Administración será la de realizar la cartografía del Atlántico Suroeste, ya que por el momento no existe una Organización Regional Pesquera que regule la explotación de los recursos en esta zona.

En este sentido, ha indicado que está programada la realización de una campaña para el tercer trimestre de 2007, cuyos datos estarán disponibles en 2008 y que constituirán una valiosa herramienta para evaluar el impacto de la actividad de la flota pesquera española en la plataforma patagónica, cumpliendo así con las directrices acordadas en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Por último, Elena Espinosa ha considerado vital el respaldo de la UE a las reuniones de la FAO para fijar las normas a aplicar por todas las flotas pesqueras, Organizaciones Regionales de Pesca y por todos los países como medida efectiva para avanzar en la consecución del objetivo de erradicar las prácticas de pesca destructivas.