España aumenta las importaciones de dorada y lubina por sus bajos precios

Martes, 14 Enero, 2014

España incrementó el pasado año sus importaciones de dorada y lubina, por ser más baratas, mientras que elevó las exportaciones de estas especies a destinos como Francia, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Así se recoge en el último informe de Globefish -unidad de la FAO sobre comercio pesquero-, en el que atribuye el incremento de la compra a terceros países a que las doradas y lubinas que proceden de fuera son "generalmente menos caras" que las nacionales y de peso inferior, con lo que resultan "más competitivas". Y es que mientras el pescado importado de estas especies tiene, según Globefish, "300 o 400 gramos", los ejemplares españoles alcanzan los "500 o 600 gramos".

La FAO alerta en su informe de que los piscicultores españoles -junto con los de Grecia y Turquía- se vieron "presionados" el pasado año por el incremento de los costes de producción -especialmente en el caso de los piensos, que se encarecieron un 20%-, lo que recortó el margen de beneficio para las empresas destinadas al cultivo de la dorada y la lubina.

Aún así, Globefish constata que pese a la retracción del consumo y a las "dificultades" de financiación de las empresas acuícolas, el comercio de estas dos especies sigue "estable" e incluso "crece" en muchos mercados.

Y es que según el último informe "La Acuicultura en España" de la Asociación de Empresarios Productores de Cultivos Marinos (Apromar), España es el tercer país de la UE en producción tanto de dorada como de lubina, superado solo por Grecia y Turquía.

En este sentido, la FAO apunta que existe "mucha incertidumbre" sobre la oferta de estos dos países, ya que mientras que en Grecia -país afectado por la crisis- se está reestructurando el sector acuícola, en el mercado turco "está creciendo", lo que podría contribuir a una caída de los precios en el presente ejercicio.

No obstante, la FAO resalta que, pese al aumento de la entrada de lubina y dorada en España, los acuicultores españoles "han intensificado su esfuerzos en otro mercados", con un aumento de los envíos a Francia, en particular. Y es que según los datos de la oficina francesa FranceAgrimer, el país galo aumentó un 24% sus importaciones españolas de dorada hasta el pasado mes de septiembre, mientras que en el caso de la lubina el incremento fue del 35%.

En cuanto a los países consumidores, Francia aumentó sus compras, con Grecia y España como principales suministradores de dorada; aunque existe una producción francesa "tradicional" de lubina, va dirigida a segmentos del público que pagan precios muy superiores a los del pescado importado.

En el Reino Unido, el comercio está creciendo y las importaciones han superado a las francesas, debido al "constante desarrollo de producto en el sector minorista" y a la buena aceptación de estas especies mediterráneas en los restaurantes. Mientras, en Alemania, las importaciones aumentaron un 49 %, sobre todo de Turquía.