Expandir la acuicultura marina, entre las claves para incrementar la producción de alimentos en un escenario de adaptación y mitigación del cambio climático

Lunes, 2 Mayo, 2022

En un escenario de progresivo incremento de la población mundial, investigadores e investigadoras de universidades e instituciones científicas de EEUU, España, Australia, Japón, Islandia, Filipinas y Reino Unido señalan, en un artículo publicado en Nature, que aunque el cambio climático pondrá a prueba a capacidad de los océanos de satisfacer la creciente demanda de alimentos, la producción de estos podría incrementarse a través de una acción rápida y ambiciosa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, además de reformando la pesca de captura y expandiendo la acuicultura marina sostenible. Los autores de Expanding ocean food production under climate change inciden en su trabajo en que el futuro de los productos del mar depende de las respuestas humanas al cambio climático, al tiempo que alertan de que las reformas pesqueras, aunque necesarias, serán insuficientes para mantener la producción de pescado y marisco per cápita, incluso con reducciones agresivas en las emisiones. No obstante, el potencial de la acuicultura marina sostenible, señalan, podría aumentar la producción, "aunque estos incrementos están supeditados a las reformas pesqueras, a los avances en las tecnologías de producción de los piensos, al establecimiento de una maricultura eficaz, además de a una reducción drástica de las emisiones". Y es que, según los y las autoras del artículo, el cambio climático no es el factor más limitante para la expansión sostenible de la maricultura.

La investigadora de la Universidad de Vigo y única autora española del artículo publicado la semana pasada en Nature, Elena Ojea, considera este trabajo una novedad porque “nunca antes se había visto a nivel global a relación entre pesca y acuicultura bajo el cambio climático, en el sentido de que la producción pesquera y la acuicultura marina puedan compensarse o planificarse a nivel de países bajo diferentes escenarios futuros”. Con un acercamiento más transversal con el foco puesto en la alimentación del mar, en Expanding ocean food production under climate change nos centramos en los escenarios de descenso de emisiones, vemos que se necesitan importantes reformas en la pesca, como acuerdos internacionales y uno manejo adaptativo”, señala la investigadora del Future Oceans Lab del Centro de Investigación Marina (CIM) de la Uvigo. No obstante, el trabajo concluye que, aunque se realice una reforma integral de la pesca, que es necesaria, existen localizaciones en las que no será suficiente, y el impacto del cambio climático será negativo y no se podrá compensar con adaptaciones. “En esos casos, vemos que una expansión sostenible de la maricultura puede llegar a compensar las pérdidas por pesca. Por eso hacemos la recomendación de la posibilidad de invertir en acuicultura marina sostenible en esos lugares”, explica Ojea.

PAÍSES DE LAS REGIONES TROPICALES CON BAJOS INGRESOS, LOS MÁS PERJUDICADOS

El artículo, que también concluye que las reformas serán cada vez más difíciles de implementar con el empeoramiento del cambio climático, advierte que sus efectos desproporcionados en los países de las regiones tropicales con bajos ingresos, podrían exacerbar los problemas económicos existentes. Consideran los y las autoras de la investigación que las reformas esbozadas son ambiciosas, pero asequibles, y aunque reconocen la mejora en la gestión alcanzada en más de la mitad de las pesquerías mundiales, recuerdan que los avances se focalizan en los países con mayores ingresos, por lo que deben ser aplicados en las regiones con menos recursos económicos, contribuyendo así a los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU.

El estudio publicado Nature, debe ser considerado, según sus autores, un acercamiento al problema que demuestra que hay un amplio potencial para la expansión de la alimentación del mar, pero para la acción local harán falta más evidencias y análisis que quedan sin ver la este nivel, como el acceso a los recursos para la población local, o la planificación necesaria para expandir la maricultura. No obstante, el mensaje de mitigar el cambio climático para favorecer la alimentación del mar en el futuro es clara y en este ámbito todos los países pueden colaborar con sus compromisos de reducción de emisiones”, detalla Ojea sobre la investigación realizada.

Link a la noticia en la web de Ipac Acuicultura