Feijóo reconsidera ubicar la batea de moluscos tóxicos en Xove ante las protestas de Pescanova

Lunes, 8 Agosto, 2011

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, afirmó ayer que su Gobierno estudia otras ubicaciones para la batea que servirá para la depuración de moluscos tóxicos en Xove, después de que Pescanova anunciase la apertura de una batalla legal contra el proyecto de la consellería del Mar porque considera que afectará gravemente a la producción de rodaballo en la planta que tiene en esa localidad de la Mariña lucense.

El lugar elegido por Mar para la instalación de la batea de depuración de bivalvos procedentes de zonas C -aquellas en las que está autorizada la extracción de los moluscos, pero que no pueden llegar al consumidor sin pasar antes por un proceso industrial- está situada a pocos metros de la segunda mayor planta de rodaballo del mundo, la de Xove. De hecho, dos de las tomas de agua salada de la factoría estarían situadas a 100 y 500 metros de la depuradora.

Fuentes de Pescanova aseguraron que los moluscos de la zona C no solo liberarán coliformes, sino otros tipos de baterías y virus que pueden acabar con los rodaballos que se crían en la planta de Xove.

Las denuncias que prepara Pescanova, en el caso de que finalmente se lleve a cabo la instalación de la batea de moluscos tóxicos, irían contra la autorización de la instalación argumentnado que no depende de la Autoridad Portuaria de Ferrol, que es el organismo que ha concedido la autorización, sino de Costas, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, organismo al que considera competente en este asunto. Además presentaría al menos una segunda denuncia ante Medio Ambiente por contaminación de las aguas.

Estas dos advertencias calaron ayer en el presidente de la Xunta, quien no obstante aseguró que la zona elegida es de "reinstalación de mariscos procedentes de zonas C" y que para su elección "se han seguido escrupulosamente los protocolos" que exige la Unión Europea.

"Si zona adecuada es la de Portiño de Morás -cerca del puerto de Alcoa- u otra zona es lo que estamos valorando y ponderando y cuando la sepamos la llevaremos a la práctica".

El proyecto para la "reinstalación de moluscos bivalvos procedentes de zonas C", ya fue publicado en el DOG del pasado miércoles. Sin embargo, Feijóo señaló que la Consellería de Mar "está estudiando las distintas alegaciones que se presenten por parte de los diferentes actores". Por el contrario, fuentes de la Consellería del Mar, advirtieron que después de la publicación en el DOG "era muy difícil volver atrás".

El Cluster de la Acuicultura de Galicia está cerrando filas con Pescanova. Ayer sus asociados estaban consensuando un escrito en este sentido.

También la Federación Agroalimentaria de CC OO de Galicia y el comité de empresa de la planta de Insuiña de Xove se mostraron en contra de la batea de depuración de moluscos ante el temor de "la pérdida de puestos de trabajo y el cierre de la planta", por las enfermedades que el agua contaminada puedan contraer los rodaballos. CC OO recuerda que la planta de Insuiña, que emplea a 100 trabajadores fijos y a 200 de manera indirecta, se ubicó en Xove "por las bajas temperaturas del agua y la calidad de sus aguas", y añade que con esta decisión la Consellería de Pesca puede estar dando "un golpe mortal en la columna vertebral de la acuicultura de A Mariña".

Por su parte, la portavoz de Pesca del grupo socialista, Marisol Soneira, denuncia que el 40% de la almeja fina que se trasladó al nuevo asentamiento de Xove muere en los primeros cinco días.

Soneira consideró que el proyecto de la Consellería de trasladar el marisco de las zonas C, que no puede acceder al mercado por contaminación, a la ensenada de Morás, en Xove, para su depuración natural, es "un auténtico despropósito" y una "ocurrencia".

El BNG afirmó que la decisión "unilateral" del Gobierno autonómico de sustituir el sistema de convenios por la reinstalación de los moluscos procedentes de zona C es "antisocial" y provocará el abandono del marisqueo en rías como la de Ferrol y O Burgo (A Coruña), que carecen de producto suficiente "y el que hay no da la talla" para su depuración y puesta en el mercado.

El diputado nacionalista Bieito Lobeira, quien presentó una Proposición no de ley que el BNG llevará a Pleno en septiembre. En ella se propone la restitución de los convenios a las cofradías que lo soliciten y la puesta en marcha de un proceso de muestreo para determinar la situación de los bancos marisqueros de zona C.