Futuna Blue culmina con éxito los ensayos para la cría de atún rojo

Viernes, 30 Septiembre, 2011

La empresa Futuna Blue España, afincada en El Puerto, ha finalizado con éxito los primeros ensayos de cría en cautividad de juveniles de atún rojo con la obtención de más de un millar de larvas que ha conseguido alimentar con copépodos, unos microcrustáceos que se ajustan al perfil de su alimentación natural y que se cultivan en las propias instalaciones. El avance convierte a la factoría portuense en pionera en Europa en esta tarea.

Según explicó el gerente de Futuna Blue, Miguel Llerena, la compañía está superando todos los protocolos marcados para su puesta en marcha en la campaña del próximo año con el primer cultivo de huevos. Entonces, todavía restarán varios años de trabajo para alcanzar una producción industrial de la especie. "Los primeros resultados son excelentes, con una eclosión muy buena y un nutrido grupo de alevines. Nos han servido para poner a punto las instalaciones y para la formación específica del personal", explicó Llerena. En la planta trabajan ocho personas.

Futuna Blue puso en marcha su proyecto en 2008 y aún trabaja en su implantación, debido, en parte, a los retrasos administrativos que ha sufrido. La primera fase de la planta de la dársena de El Puerto está operativa desde mediados de este año. Corresponde a los tanques de reproducción, en los que ya se trabaja. La segunda fase, que está pendiente de licencia de obras y que estará operativa a lo largo del próximo año, contempla la construcción de las naves que albergarán a los atunes reproductores. A falta de peces maduros en la instalación, los huevos de los primeros ensayos se han obtenido de atunes de granjas de engorde que operan en el Mediterráneo.

Además del atún y el rodaballo, especie complementaria, Futuna Blue ha confirmado que ampliará su actividad con el cultivo de dos especies con gran demanda en el mercado y cuya cría en cautividad es muy compleja: la seriola o pez limón, y el lenguado. Estos peces completarán el trabajo de la granja durante los seis meses del año en los que el ciclo reproductivo del atún no es posible. Ayer, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) sacó a exposición pública la modificación de la concesión administrativa otorgada a la compañía para esta ampliación de actividad.

El proyecto de Futuna Blue tiene su origen en una sociedad danesa llamada Uniaqua, con una amplia experiencia en el sector y que ya ha puesto en marcha una planta similar en Australia. Estos inversores, bajo el liderazgo del empresario Miguel Llerena, apostaron por El Puerto por la cercanía de las almadrabas, la calidad del agua y la disponibilidad de suelo industrial.

En la factoría de El Puerto se completará el ciclo de puesta de huevos, desarrollo larvario y preengorde. Los peces se pondrán en el mecado con un peso de alrededor de 1,5 kilogramos. De ahí pasarán a centros de engorde. En su madurez, los atunes alcanzan los 300 kilogramos de peso, aunque la especie está en seria amenaza. En las últimas tres décadas, los cardúmenes se han visto mermados en un 90% pese a los planes políticos para su conservación.