Galicia tiene la tasa por uso de agua de piscifactoría más cara de España

Lunes, 30 Julio, 2007

La producción de truchas en España alcanza un volumen de 26.000 toneladas, para una capacidad instalada de 58.000 toneladas, facturando un total de 58 millones de euros. Galicia produce cerca del 30% del total, lo que supone 15,8 millones de euros; seguida de Castilla y León con el 24% y 12, millones de euros, y Castilla-La Mancha, con el 12% y 8,3 millones.

Sin embargo, en Galicia se paga más caro el canon. Según el tamaño de instalación, las pequeñas tienen que pagar 2.525 euros, mientras que las asturianas deben abonar 2.240 y las catalanas 2.170. A mucha diferencia se encuentran las andaluzas, que sólo tienen que pagar 0,63 o las navarras (6,37).

En el caso de las instalaciones medianas, el canon gallego es de 29.640 euros, de nuevo el más caro de toda España, seguido de Asturias (25.587) y Cantabria (23.597 euros). En otras comunidades, como es el caso de Andalucía, esta tasa asciende a solamente 5,97 euros.

Por último, en el caso de las piscifactorías de mayor tamaño, el canon es de nuevo el más caro, 166.444 euros, mientras que en Asturias asciende 140.930 y, en Cantabria, a 131.171 euros. Las diferencias entre comunidades no se limitan al importe, sino también a la forma en que se aplican. De esta forma, algunas gravan los vertidos a aguas litorales y otras, como Aragón, están exentas de este tributo por su asimilación con las explotaciones ganaderas.

El estudio concluye que la acuicultura tiene una alta elasticidad de demanda por lo que "se requiere del sistema fiscal un cuidado técnico exquisito, para no distorsionar los precios relativos".