Gobierno vasco subvenciona con 17 millones de euros la transformación de productos de pesca y acuicultura

Miércoles, 25 Mayo, 2011

En un comunicado, el Gobierno vasco ha detallado el origen de los 17.125.000 de dotación, de los cuales 10.311.437 euros serán a cargo de los presupuestos generales de Euskadi y 6.813.563 euros a través de ayudas del Fondo Europeo de Pesca. En cuanto a las cuantías anuales, en 2011 se subvencionarán proyectos por valor de 9.125.000 euros y en 2012 de 8.000.000 de euros.

Estas ayudas se destinan a empresas que realicen Inversiones a bordo de los buques pesqueros y selectividad, paralización definitiva de la flota, paralización temporal de la actividad pesquera, pesca costera artesanal así como el desarrollo de nuevos mercados y campañas de promoción.

También pueden beneficiarse de estas ayudas las inversiones relacionadas con la elaboración, conservación y comercialización de productos de la pesca y la acuicultura, tanto en lo referido a la cadena de manipulación, tratamiento, producción y transformación, como a la distribución del producto hasta la venta final.

SEGURIDAD EN ATUNEROS

Asimismo, el Gobierno vasco ha aprobado un crédito adicional de 1.1.493.946,50 euros para la financiación de la seguridad privada de los tripulantes de los atuneros congeladores que faenan en el Océano Indico.

El departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial, Agricultura y Pesca que dirige Pilar Unzalu, mantiene de esta forma el convenio que firmó el pasado año mediante el cual el ejecutivo autonómico se comprometió a sufragar el 25 por ciento del coste de las medidas de seguridad.

De cara a la campaña 2011, los armadores de los buques que faenan en el Indico han presentado un presupuesto total de 5.975.786 euros por los gastos de embarque de los vigilantes de seguridad privada en los buques atuneros congeladores de toda la flota (10 atuneros y 2 buques auxiliares) y de los cuales, el Gobierno Vasco financiara 1.311.000 euros.

La aprobación de este crédito supone reforzar el compromiso adoptado por el Gobierno Vasco, antes de que se produjera el secuestro del 'Alakrana', para sufragar una cuarta parte del coste de las medidas de seguridad con que se ha dotado la flota atunera.