Investigadores de Santiago logran reducir a la mitad el tiempo de cría de ostra plana

Jueves, 2 Marzo, 2017

La sobreexplotación, la importación masiva de semilla de otros países o el progresivo descenso del reclutamiento de semilla en el medio natural han propiciado que la producción de ostra plana, la autóctona de Galicia se redujera a la mitad en los últimos diez años. Y aunque hay colectivos que intentan recuperarla el proceso es lento. Aunque ya lo es menos. Un equipo del Instituto de Acuicultura de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) ha conseguido establecer un protocolo de cría que reduce a la mitad los tiempos de producción de larvas de ostra plana europea.

El grupo de investigación Acuibiomol, del citado organismo de la USC, en colaboración con la Confraría de Pescadores de San Bartolomé de Noia -que gestiona uno de los últimos bancos naturales explotables de este molusco Galicia- identificó «as condicións óptimas de temperatura, réxime de exposición diaria á luz e ración e composición da dieta de microalgas para o acondicionamento de proxenitores de ostra plan en criadeiro, ademais de deseñar un protocolo de cultivo que reduce practicamente á metade os tempos de produción de semente», explica la investigadora Luz Pérez-Parallé.

Cuatro semanas en invierno

El equipo de la USC consiguió el acondicionamiento de progenitores y la producción de larvas después de un período de cuatro semanas en invierno y después de diez en otoño, cuando con las prácticas anteriores, los criaderos necesitaban un mínimo de 16 semanas en otoño y de 8 a 10 en inverno.

Ni que decir tiene la importancia de este avance, dado que, actualmente, la elevada demanda «nada máis que pode ser cuberta mediante o control da reprodución en criadeiro, co obxectivo de conseguir acelerar a madurez sexual e xerar un número elevado de semente de calidade ao longo de todo ano, incluso fóra do período natural de reprodución da ostra plana», dice Pérez-Pallaré. Los investigadores descubrieron también que las mejores condiciones para la puesta de la ostra son las temperaturas entre 14 e 18 grados, un período de exposición a la luz de entre 8 e 16 horas y una ración de alimento equivalente o 6 % del peso seco de la ostra por día.