Investigadores del IEO completan por primera vez el ciclo biológico en cautividad del verrugato

Miércoles, 26 Junio, 2013

Un grupo de investigadores de la Planta de Cultivos Marinos del Centro Oceanográfico de Murcia del Instituto Español de Oceanografía ha conseguido obtener puestas de verrugato (Umbrina cirrosa) a partir de reproductores nacidos en las mismas instalaciones hace tres años, cerrando de esta forma el ciclo biológico de la especie en cautividad por primera vez.

"De esta forma, se pone de manifiesto que el verrugato nacido en cautividad y engordado en tanques, es capaz de desarrollar perfectamente su sistema reproductor, madurar y realizar la puesta en los tanques de cultivo", explica Marta Arizcun, investigadora del proyecto.

El verrugato es un esciénido, de la misma familia que la corvina. Al igual que ésta, se adapta bien a las condiciones de cautividad, tiene un rápido crecimiento -alcanzando tallas próximas al metro- y su carne es muy valorada en aquellos países en que se consume (Marruecos, Grecia, Turquía y Túnez). En España no es una especie muy conocida ni abundante en nuestras aguas pero sí que es apreciada por los pescadores que se dedican a la pesca deportiva y artesanal.

El cultivo de esta especie tiene interés tanto para ampliar la oferta de pescado en el mercado como para repoblar hábitats naturales.

Las primeras puestas de verrugato en España, se obtuvieron en estas mismas instalaciones en 2009 y desde entonces han tenido lugar todos los años. Hasta el momento había sido necesario inducir hormonalmente a las hembras para obtener puestas, pero este año, los reproductores nacidos y criados en cautividad, han puesto de manera espontánea, sin ningún tipo de estimulación hormonal. "Este es otro hecho relevante que nos indica que el verrugato puede realizar la maduración final de los ovocitos y expulsar estos al medio acuático sin necesidad de administrarle hormonas", destaca Arizcun.

En la Planta de Cultivos Marinos de Mazarrón se está trabajando con esta especie dentro de un proyecto de investigación financiado por la fundación Séneca de la Comunidad Autónoma de Murcia en el que participan, además de Marta Arizcun, las investigadoras Emilia Abellán (investigadora principal) y Alicia García.