ISRAEL: Piscicultura en el desierto, un negocio próspero

Jueves, 4 Enero, 2007

?No fue simple convencer a las personas que la crianza de peces en el desierto tenga sentido? dijo Samuel Appelbaum, un profesor y biologo de peces del Jacob Blaustein Institutes for Desert Research de la Ben-Burion University de Negev.

El próximo paso en este país, en donde el agua es escasa y cara, fue mostrar a los granjeros que ellos podían usar el agua, en el cual los peces eran criados, para irrigar sus cosechas en un sistema llamado doble uso. Los desechos orgánicos producidos por los peces cultivados hacen del agua especialmente útil, debido a que actúa como fertilizante para las cosechas.

Las piscigranjas en áreas que no son desérticas, datan desde 1920, antes de que Israel se estableciera como estado. En ese momento, el país era extremadamente pobre y la carne era considerada un lujo. Pero los peces fueron una fuente de alimentos barato, así las piscigranjas empezaron a implementarse en varios kibbutzim de Galilea.

La década pasada se estableció cerca de 15 piscigranjas, que producían peces comerciales (tilapia, carpa, lubina) en los desiertos de Negev y Arava. Este tipo de acuicultura no tiene críticas. El Israel se ha tomado la decisión por parte del gobierno de detener las piscigranjas en el Mar Rojo para el año 2008, debido a que se esta dañando a los arrecifes de coral.