La acuicultura gallega de peces genera una media de 12 empleos por piscifactoría

Jueves, 3 Noviembre, 2011

Galicia cuenta con 55 instalaciones acuícolas en tierra firme para la producción de peces -tanto marinos como de agua dulce- que emplean a un total de 691 trabajadores, lo que supone una media de poco más de 12 profesionales por piscifactoría. La mayoría de los ocupados corresponde a las granjas destinadas al cultivo de rodaballo, las de mayores dimensiones, mientras que las dedicadas a cultivar especies de agua dulce, como la trucha, necesitan mucha menos mano de obra, según el informe Indicadores de acuicultura 2010, publicado ayer por el Ministerio de Medio Marino.

Al margen de los establecimientos en tierra, y según datos de 2009, la comunidad gallega cuenta también con siete instalaciones de cultivo en jaulas, en el mar, que emplean a 44 trabajadores, algo más de seis profesionales por cada polígono de producción.

Mientras, el tipo de acuicultura que más empleo genera en Galicia es el de cultivo vertical, fundamentalmente en bateas, que da trabajo a 17.191 personas. Esto supone una media de casi cinco trabajadores por cada vivero, puesto que en la comunidad hay 3.470 establecimientos acuícolas con esta modalidad de cultivo.

La producción horizontal, de moluscos como almejas o berberechos, por su parte, emplea a 7.231 profesionales, más de seis por polígono, con un total de 1.138 viveros en las costas gallegas.

La suma de estos cuatro tipos de acuicultura eleva el número de empleos generados por el sector en la comunidad a 25.158, la mayoría de ellos desempeñados por hombres, 17.474, frente a los 7.684 que ejercen las mujeres.

Por grupos de empleo, buena parte de ellos es de trabajadores no asalariados -fundamentalmente por la forma de trabajar de los bateeiros: familias que se dedican al cultivo y no recurren a la contratación externa-, con más de 14.000 profesionales, y les sigue el personal operario no especializado, con 5.223 personas. A continuación aparece el personal operario especializado (4.803 empleos), técnicos superiores y medios (658), administrativos (466) y otros (2). Los 25.158 puestos de trabajo generados por la acuicultura gallega representan el 87% de los existentes en el conjunto de España en el sector, donde los empleos ascienden a 28.881.

La gran diferencia de actividad entre Galicia y el resto de comunidades está principalmente en la producción de mejillón, que aporta a la comunidad más de 17.000 puestos de trabajo. El sector bateeiro también es el principal responsable de que la comunidad gallega lidere la actividad acuícola nacional, con 209.910 toneladas de productos del mar sacadas al mercado de las 268.665 contabilizadas en el conjunto del Estado (casi un 80% del total). De la producción gallega, solo 11.887 toneladas son de peces.

La importancia del mejillón en las cantidades producidas por Galicia queda clara también con los ingresos obtenidos por las ventas, donde el peso de la comunidad es mucho menor porque los precios del mejillón son muy inferiores a los logrados por los peces de cultivo. Mientras que los productores gallegos de acuicultura facturaron 165,7 millones de euros en 2009, en todo el Estado los ingresos del sector superaron los 397,7 millones de euros, con lo que la proporción gallega en cuanto a recaudación se reduce a menos del 42% del total.

El estudio sobre el sector acuícola español revela que España sigue encabezando la producción europea por delante de países como Francia, Italia o Reino Unido, tras conseguir sacar al mercado casi 285.000 toneladas de productos de cultivo en 2007. El informe realizado por la Fundación Observatorio Español de la Acuicultura, dependiente de la Secretaría General del Mar, destaca, sin embargo, que la industria española se encuentra peor situada en cuanto a facturación, en el quinto lugar. Esta diferencia se debe principalmente al gran peso que tiene el mejillón en la producción acuícola española, producto que en el mercado logra precios muy inferiores a los de los peces de cultivo.

Por detrás de España, en cantidades obtenidas de la acuicultura, aparecen Francia (con 237.000 toneladas), Italia (180.988) y Reino Unido (174.200). Mientras, al margen de los Veintisiete, destaca la producción de Noruega, que logró comercializar más de 830.000 toneladas de pescado de cultivo en 2007.

Proporción sobre el total de la pesca

El informe publicado por el Ministerio de Medio Marino desvela también que la acuicultura en España representa el 28% de la producción pesquera total, un porcentaje que se mantuvo prácticamente invariable desde el año 2004. La importancia de los productos de cultivo es levemente superior en países como Francia o Italia, en torno al 30%, mientras que en los estados del este de la UE, con mucha menos actividad pesquera, su relevancia es mayor y supera en muchos casos el 50%.

El estudio también resalta que los consumidores españoles priman aspectos nutricionales, frescura y presentación a la hora de comprar pescado.