La acuicultura producirá casi dos tercios del pescado mundial en 2030, según FAO

Jueves, 6 Febrero, 2014

El aumento de una clase media emergente, sobre todo en China, hará que en 2030 casi dos tercios del pescado consumido en todo el mundo provenga de la acuicultura, la cría de peces, según pronosticó la Organización para la Alimentación y la Agricultura de la ONU (FAO) en un informe publicado hoy al respecto.

Se trata de una de las conclusiones del estudio "La pesca hasta 2030: Perspectivas de la pesca y la acuicultura", que fue publicado por la FAO, con sede en Roma, en colaboración con el Banco Mundial y el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI, por sus siglas en inglés).

En el documento se predice que en 2030 el 62 % del pescado procederá de la acuicultura, con un crecimiento más acelerado de especies como la tilapia, la carpa o el pez gato.

El organismo especializado de la ONU aseguró que el 38 % de todo el pescado que se produce actualmente en el mundo se exporta y, en términos de valor, más de dos tercios de las exportaciones de pescado de los países en desarrollo se dirigen a los países desarrollados.

En este sentido, China juega un papel importante ya que se está convirtiendo, según este documento, en un importante y creciente mercado para el pescado, razón por la que está aumentando sus propias inversiones en acuicultura para cubrir este aumento de la demanda.

Del mismo modo, el documento prevé que en 2030 Asia representará el 70 % del consumo mundial de pescado mientras que, por el contrario, África subsahariana experimentará una disminución del consumo de pescado per cápita del 1 % anual, desde 2010 hasta 2030.

Por su parte, el director adjunto de la FAO y jefe del Departamento de Pesca y Acuicultura, el islandés Arni M. Mathiesen, hizo hincapié en que aprovechar el potencial de la acuicultura podría traer beneficios duraderos y positivos.

"Con un aumento previsto de la población mundial hasta los 9.000 millones de personas en 2050, la acuicultura, si se desarrolla y practica de forma responsable, puede aportar una contribución importante a la seguridad alimentaria y al crecimiento económico mundial", concluyó.