Los arrecifes de coral del Caribe corren riesgo de ser invadidos por algas

Sábado, 3 Noviembre, 2007

Los investigadores, dirigidos por Peter J. Mumby, construyeron un modelo matemático para investigar los efectos sobre los arrecifes de coral de una serie de eventos ocurridos desde la década de 1980, cada uno de los cuales ha tenido un efecto devastador sobre la salud de esos ecosistemas.

En un primer momento, los corales resultaron dañados por el Huracán Allen en 1980 y poco después, en 1983, sufrieron las consecuencias de la mortalidad en masa de la especie herbívora Diadema antillarum.

Este erizo se alimenta de algas, por lo que su desaparición ha privado a los arrecifes de un medio para controlar la cantidad de algas y éstas han logrado reproducirse de manera excesiva, lo que le ha arrebatado a los arrecifes espacio para su desarrollo y crecimiento.

A esto se suma el impacto del Huracán Gilbert, que azotó el Caribe en 1988.

Su análisis puede ofrecer estrategias para rescatar los ecosistemas de arrecifes, quizás fomentando las poblaciones de peces loros, que también se alimentan de las algas que crecen en los arrecifes.