Mar autoriza 100 cuerdas más por batea para evitar que el sector pierda la producción de mejillón

Lunes, 28 Octubre, 2013

La Consellería do Mar ha autorizado al sector mejillonero la colocación de 100 cuerdas más por batea -el tope máximo está fijado en 500- para evitar que pierda la producción debido al episodio de toxicidad que impide retirar y vender el molusco.

De esta forma, los profesionales podrán utilizar la técnica conocida como 'desdoble', al pasar el bivalvo de mayor tamaño a nuevas cuerdas para regular el peso con el objetivo de conseguir salvar la cosecha. Con ello, el mejillón podrá continuar su ciclo de vida. Esta medida "excepcional", según han explicado a Europa Press fuentes de la consellería, fue notificada este martes a la provincia de Pontevedra y este mismo miércoles a la de A Coruña.

Los 'bateeiros' podrán instalar el extra de cuerdas en los polígonos ubicados en zonas afectadas por la marea roja desde este momento y hasta un mes después de la reapertura del área en cuestión. Junto a esta decisión, el departamento de Rosa Quintana estudia otra de las peticiones trasladadas por el sector en la comisión del mejillón celebrada la semana pasada: la creación de subzonas, lo que permitiría decretar cierres y aperturas en espacios de menor tamaño, en los que la presencia de toxicidad puede existir o no.

Al respecto de esta subdivisión, las mismas fuentes de Mar indican que "se está estudiando" pero por el momento el Intecmar (Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño) está "centrado" en las analíticas correspondientes para determinar el estado de las aguas en los diferentes cultivos en vivero flotante.

Este miércoles, jornada en la que se cumplen justamente dos semanas desde que el instituto acordó prohibir la extracción de mejillón de la mayor parte de los polígonos de bateas, siguen cerrados la gran mayoría a excepción de tres, ubicados en Redondela, en la ría de Vigo.