Peces bajo el microscopio

Lunes, 14 Febrero, 2011

La acuicultura, la cría de peces para consumo humano en cautividad, empezó a desarrollarse con fuerza a finales de los ochenta en la Región de Murcia. Actualmente hay 16 empresas que se dedican a la acuicultura en aguas de la costa murciana y la mayor parte de ellas está especializada en la producción de doradas y lubinas en jaulas flotantes. El grupo de investigación de Biología Celular de la Universidad de Murcia (UMU), incluido entre los veinte grupos de investigación de Excelencia de la Fundación Séneca y liderado por Alfonsa García, trabaja en proyectos con buena parte de estas empresas. Sus estudios se centran en conseguir mejorar la calidad de estos peces que después acaban en nuestras cocinas. En concreto, el grupo de investigación lleva a cabo proyectos para reforzar sus sistemas inmunitario y reproductor para así mejorar su calidad y sus niveles de producción de las empresas. Solo en 2008 en la Comunidad Autónoma se produjeron 5.845 toneladas de dorada y 1.519 de lubina; cifras que dan una idea de la importancia de este sector en la economía murciana. De hecho, más del 60% de la dorada que se come en España se produce en la Región.

Para conseguir que la producción de estas especies mejore en cautividad los investigadores de la UMU tienen en marcha varias líneas de investigación. «En una de ellas comprobamos que los contaminantes que hay en el agua no tienen efectos negativos en los peces», explica Alfonsa García, coordinadora del grupo.

«Estos animales están muy mimados desde antes de nacer y estudiamos todas las condiciones que les rodean para poder mejorar su cría», explica María Ángeles Esteban, vicerrectora de la UMU y también miembro del grupo.
Uno de los aspectos a los que presta más atención el grupo es a cómo conseguir que los peces no sufran estrés biológico por estar en cautividad; algo que puede llegar a causarles la muerte y que pone en riesgo su capacidad de reproducción. Para prevenir estos daños se trabaja en la inmunoestimulación y en el uso de vacunas que se introducen por vía oral a través de los piensos con los que se alimenta a estos peces, explica Victor Mulero.

«En esencia lo que buscamos son nuevos tratamientos respetuosos con el medio ambiente que mejoren sus sistema inmunitario», resume el profesor José Meseguer, decano de la Facultad de Biología y responsable de la puesta en marcha de este grupo de investigación en la Universidad de Murcia en el año 1979.

Gran parte de los proyectos que el equipo lleva en marcha son de investigación aplicada para empresas, pero también dedican buena parte de su tiempo y sus recursos a investigación básica para poder progresar en el conocimiento de los peces.

No en vano, sus avances en biotecnología y sus proyectos les han convertido en una baza importante de la Universidad de Murcia y la Universidad Politécnica de Cartagena para conseguir la consideración como Campus de Excelencia Internacional.