PESCA y ACUICULTURA - PERU: Invertirán US$250 millones en impulsar consumo directo de pescado

Sábado, 22 Marzo, 2008
Tras la ola de compras y adquisiciones de plantas y embarcaciones pesqueras, que culminó a mediados del 2007 con la consolidación de seis grandes grupos en el negocio harinero, la industria finalmente empieza a dar muestras de querer diversificar el negocio.

Al menos así piensa el director de Pesquera Diamante , Ricardo Bernales, quién señaló que durante el 2007 y lo que resta del 2008 la industria invertirá, en conjunto, alrededor de US$250 millones, en la construcción de plantas para la elaboración de productos congelados y en conservas. Ello, sin contar que existen otros grandes, como Copeínca, que aún no han anunciando desembolsos, pero que también se alistan a entrar de lleno al tema de consumo humano directo.

"El negocio harinero alcanzó su techo y si las pesqueras querían crecer, no tenían otra alternativa que incursionar en el negocio de consumo directo", explica.

Pero de hecho la decisión de los principales grupos pesqueros, de empezar a ver más allá del negocio harinero, ha sido fundamental para que hoy el consumidor tenga un mayor acceso a especies como el jurel y la caballa, e incluso para que estas lleguen a un mejor precio a nuestra mesa.

"Las empresas empiezan a invertir en plantas y embarcaciones de frío, eso hace posible que el recurso pueda ser guardado por un período de hasta 24 meses y que el precio pase de S/.5 a S/.3 en zonas como la sierra sur, donde el consumo, pese a ser una alternativa más barata frente al pollo, era prácticamente nulo", sostiene Henry Quiroz, gerente de congelados de Pesquera Hayduk.

MAYOR CONSUMO

De acuerdo con Quiroz, la mayor inversión en frío y la agresiva campaña público-privada para impulsar la demanda han hecho posible que en menos de un año el consumo de pescado pase de 20 a 21 kilos por habitante.

En ello coincide Francisco Pásara, presidente del Instituto Tecnológico Pesquero, quien agrega que los desembolsos en la cadena de frío están contribuyendo a dinamizar, principalmente, el consumo de pescado fresco y congelado. "La tendencia es que el consumo de ambos rubros continúe consolidándose en los próximos años", precisa.

Tan buena es la respuesta del público que en menos de dos años, Hayduk --que tiene el 50% de la captura nacional de jurel y caballa-- ha triplicado sus ventas .

MÁS COMPETENCIA

Pero este no es el único cambio que registra el mercado nacional. Hoy también es posible encontrar en los anaqueles de los supermercados una gran variedad de conservas, la misma que va desde el tradicional pescado en trozos hasta el pescado en salsa de tomate, los langostinos al ajillo y la no menos llamativa anchoveta en salsa de mostaza, por citar algunos ejemplos.

¿La razón? Henry Quiroz explica que las pesqueras buscan básicamente desarrollar nuevos nichos de producción --gourmet y premium-- para aprovechar la recuperación de la capacidad adquisitiva del consumidor, que hoy está dispuesto a gastar más por un producto de mejor calidad. De esta manera pretenden consolidar su participación en el mercado antes de que entren nuevos jugadores.

Ello porque Copeínca y Diamante ya están pensando introducir sus propias marcas de conservas antes de que culmine el año e incluso empresas como Alicorp, Gloria y el Grupo Brescia (a través de Tasa) están interesados en lanzar conservas de anchoveta. "Luego de la promoción del consumo de anchoveta, la utilización de este recurso en la producción de conservas aumentó 87% en el 2007, dice Francisco Pásara.

Pero estos no son los únicos planes que los pesqueros tienen entre manos. Ricardo Bernales añade que los principales grupos pesqueros también barajan algunos proyectos para orientarse a la acuicultura.

"Hay muchas lagunas en la sierra que pueden aprovecharse para empezar a producir trucha a gran escala. Lo mismo pasa en la selva, donde se puede empezar a reproducir especies, como el paiche, que son altamente cotizadas en los mercados europeos", agrega.

Y si bien se trata de los primeros pasos para desarrollar el negocio de consumo humano directo, parece que estos son firmes y prometedores.


La Niña influyó en precio de conservas


4
Para la presente temporada de Semana Santa el Gobierno colocará en terminales y mercados más de 300 toneladas de pescado.
4En los últimos meses, el precio de las conservas sufrió un ajuste de 5% porque el recurso estuvo escaso y muchos tuvieron que importar pescado.
4La ausencia de peces se debió a la presencia del fenómeno de La Niña en nuestras costas en el segundo semestre del 2007. Hoy existe un abastecimiento adecuado y los precios retornarían a la normalidad.
4El año anterior la empresa Ayllu invirtió US$4 millones en la construcción de un planta para producir conservas de anchoveta.
4La familia Martínez Barka creó Hayduk Acuícola S.A.C. para invertir en acuicultura.