Pescanova aspira a ser el proveedor global del sector en base a su liderazgo

Domingo, 24 Junio, 2007

Todavía no existe un proveedor global en el ámbito de productos pesqueros, y este es precisamente el último reto marcado por la multinacional gallega. Y qué mejor embajadora que una de las empresas del top ten del mundo. De sobra conocida la experiencia de Pescanova en el mercado internacional, dominado por grandes distribuidores y productores, a Fernández de Sousa no le queda la más mínima duda de que la mejor competencia pasa por el liderazgo y la anticipación. Dos herramientas de éxito que junto al desarrollo de ventajas competitivas sostenibles en el tiempo, que permitan inversiones a largo plazo, confirman la mejor estrategia de mercado.

La hasta ahora poco desarrollada pesca en altas profundidades; el pescado fresco, con un gran aumento en su consumo; y la acuicultura sientan los objetivos del gigante empresarial a corto plazo. Y es que, mucha culpa tiene Pescanova de haber convertido a Galicia en un referente acuícola de primera categoría.

Fernández de Sousa recordó que los recursos pesqueros son «limitados pero renovables» y que la ordenación jurídica, como los tonelajes de pesca autorizada (TACs), permitirán una «explotación rentable y sostenible». Así, el empresario advirtió que no van a crecer los recursos, ni tampoco el número de compañías, que seguirán concentrándose, pero que lo que sí se logrará será ganar más dinero.

«Estamos en los mejores caladeros y tenemos las mejores tecnologías, por lo que debemos tener los costes más bajos,lo que dará lugar a un mejor escenario de rentabilidad», concluyó.