Pescanova paralizará la ampliación de su planta lusa de Mira al menos un año

Martes, 12 Abril, 2011

Pescanova anunció ayer, tras la junta general de accionistas, que paralizará al menos durante un año nuevas inversiones para la ampliación de su planta de producción de Mira, en Portugal. La paralización de las inversiones en esa granja de cría de rodaballo se debe a que existe ya una importante capacidad de producción de rodaballo -10.000 toneladas anuales- y que la gran salida al mercado se producirá dentro de un año, cuando los primeros ejemplares criados en las 1.800 piscinas de la planta alcancen los dos kilos de peso, aunque la gran parte que entra en el mercado tiene un kilo o más. La firma s afirmó que a pesar de la delicada situación del país luso, "la inversión de la planta de Mira no se verá afectada", ya que su producción se venderá sobre todo en España, Italia y Francia.

La multinacional pesquera también deja en suspenso la construcción de una planta cría y engorde de tilapia en Mozambique por "no encontrarse un lugar adecuado para ubicarla".

Por primera vez en muchos años, los acuerdos de la junta de accionistas no fueron presentados a la prensa por el presidente de la multinacional, Manuel Fernández-Sousa, sino por el secretario del consejo de administración, César Mata, y por el director de Relaciones con los Inversores, Joaquín Viña.

Este útimo se refirió a los problemas que atraviesa Japón tras el terremoto y posterior tsunami, además de los problemas de contaminación radioactividad procedentes de plantas nucleares. El director de Relaciones con los Inversores aseguró que este país "es un gran consumidor de pescado y lo va a seguir siendo", hasta el punto de que no llega con su producción para abastecer el mercado interno.

Señaló que el mercado nipón solo supone el 3% del total de las ventas de Pescanova, y que una hipotética caída de las ventas no afectarían de manera importante a las cuentas de la compañía.

La junta de accionistas aprobó los resultados del ejercicio de 20101, en el que Pescanova logró unas ventas de 1.564 millones de euros, un 6,2% más que en el ejercicio anterior. El Ebitda fue de 163,3 millones, lo que supone un incremento del 9%. Estos incrementos se tradujeron en un resultado neto de 36,3 millones en el último ejercicio, frente a los 32,1 millones registrados un año antes.

En el informe presentado a los accionistas reunidos en asamblea general en las instalaciones de la factoría en Chapela, se destacó que desde 2004 a 2010, la tasa compuesta de crecimiento anual de Pescanova fue del 9% en ventas, del 16,6% en Ebitda y del 17,75 del Ebit. "Estos datos muestran que la empresa se mantiene en un crecimiento sostenido", asegura la empresa.

El pasado año, las ventas del grupo Pescanova en los mercados internacionales alcanzaron el 50% de las ventas totales, el mayor porcentaje en la trayectoria de la empresa. Esto quiere decir que la compañía ya vende tanto dentro como fuera de España. Los directivos de la empresa concretaron que el 14% del total de las ventas se realizaron en Estados Unidos, el 24% en Europa -sin contar el mercado español- y el 12% restantes en otros países.

Los dos directivos de Pescanova que presentaron en rueda de prensa los acuerdos de la junta, aseguraron desconocer si Novacaixagalicia tiene previsto en su plan de desinversiones deshacerse el casi 29% que tienen en la firma, y también aseguraron que la emisión de bonos convertibles sigue su proceso "sin ningún problema".