Se presenta el proyecto Cipríber, de protección y apoyo a la recuperación las poblaciones autóctonas de ciprínidos

Miércoles, 22 Octubre, 2014

La Junta de Castilla y León y la Confederación Hidrográfica del Duero han presentado el proyecto Cipríber que, cofinanciado por la Unión Europea a través del programa LIFE+, tiene por objeto proteger y apoyar la recuperación de las poblaciones autóctonas endémicas de ciprínidos -especies como la carpa, el barbo, la boga o la tenca- en los ríos de la Red Natura 2000 situados en el suroeste de la provincia de Salamanca. Así lo han hecho público desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León que, junto a la Fundación Patrimonio Natural participan como beneficiaros asociados. La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) CHD -organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente e impulsor de este proyecto- es el beneficiario coordinador.

Según las mismas fuentes, el coste total del proyecto es de 2.429.049 euros, de los que la Unión Europea aportará la mitad. Y la duración prevista de los trabajos, que acaban de iniciar su andadura, se estima en cuatro años. Para presentar dichos trabajos se ha organizado una Jornada a la que se ha invitado a numerosas entidades y colectivos relacionados con la pesca y los ecosistemas fluviales. Durante la misma, diversos especialistas en la materia expusieron el origen e importancia de estas especies y las actuaciones necesarias para su protección.

En este sentido, y mediante esta iniciativa, explican desde la Junta de Castilla y León, "se va a promover la recuperación de los hábitats por medio de la eliminación de presiones en los ríos, como la retirada de infraestructuras en desuso o la instalación de pasos piscícolas, con el fin de recuperar la conectividad de los cauces como corredores ecológicos y mejorar el estado de las masas de agua. Además, se incrementará el conocimiento técnico y científico sobre estas especies para determinar el efecto que las presiones ambientales provocan en las mismas y evaluar las posibles soluciones". En esta misma línea, añaden, "se desarrollarán experiencias piloto y un protocolo de actuaciones para la cría de estas especies, con el fin de superar el estado de regresión que sufren actualmente". Por último, se realizará una monitorización y seguimiento de las acciones desarrolladas y se llevarán a cabo actividades de participación pública, divulgación y educación ambiental sobre estas cuestiones.

Próximamente, han anunciado las mismas fuentes, se celebrará también una jornada de campo en la zona de ejecución del proyecto para darlo a conocer entre los municipios donde se realizarán estas actuaciones.

Este proyecto se enmarca en las actividades de restauración de los ecosistemas fluviales que la CHD viene desarrollando en los últimos años con el fin de conseguir el buen estado de las masas de agua que exige la Directiva Marco del Agua.